Cómo cuidar tu barba en invierno

Carlos Moles Muñoz

Ya eres un profesional de la barba. Pero el invierno añade un nuevo desafío para mantener el vello facial bajo control.

El frío, el viento y la humedad no son amigos de tu barba. Tus bigotes pueden volverse rígidos y opacos y el invierno requiere atención diaria y productos que son un poco más resistentes. Un régimen específico para cada temporada es crucial si quieres evitar parecerte a Rubeus Hagrid de Harry Potter.

Como sabes, en Carlos Moles somos grandes fanáticos de las barbas y te hemos aconsejado sobre cómo darle forma, qué aceites aplicar y qué brochas utilizar (aquí encontrarás algunas de las mejores) para ayudarte a mantener tu barba.

brochas de afeitar

Cómo proteger tu barba del frío

Carlos Moles sugiere lavar la barba no más de dos veces por semana, prestando especial atención a la sequedad de la piel. Si deseas continuar lavándola como lo haces en verano, pero sin secarla, lo que provocarás es descamación y picor. Evita los champús con sulfato de sodio, es un agente muy utilizado e irrita la piel sensible.

Después del lavado, aplica un acondicionador o suavizante durante unos minutos y luego enjuaga. Es como un acondicionamiento profundo para tu barba. Aplica el aceite por lo menos una vez al día. Para fórmulas más ligeras, puedes aplicar por la mañana y por la noche.

Di no al agua caliente

Lo entendemos, hace mucho frío en la calle y no hay nada como una ducha caliente para que te olvides de todo. Aunque una ducha caliente puede sentirse bien, el agua caliente es el enemigo Nº 1 para tu barba. El agua caliente elimina los aceites naturales del cabello y la piel (que de otra manera estarían hidratando el cabello y la piel). Esto causa un cabello seco y quebradizo y picazón en la piel.

En su lugar, baja la temperatura del agua y toma una ducha fría siempre que sea posible. El agua fría sella las cutículas para mantener la barba hidratada y protegida.

No te saltes el cepillado o peinado

Cepillarse la barba tiene una multitud de beneficios. Mantiene la barba limpia, ordenada y en buena forma. Distribuye el aceite de barba uniformemente a través de la miama y di adiós a la sequedad invernal. ¿Y mencionamos que también estimula la circulación, promoviendo un crecimiento saludable de la barba?

Encuentra el cepillo para la barba o peine adecuado para ti.

Consigue ayuda extra con un humidificador

Combate la sequedad del aire y, en consecuencia, de tu barba, con un humidificador que mantendrá tu barba, tu piel y la de tu pareja contentos.

Cúbrete la barba cuando estés fuera.

Protege la barba del hielo haciendo lo siguiente:

  • Cúbrete la barba con una bufanda.
  • Si tu barba se moja por la nieve, el hielo o la lluvia, límpiala inmediatamente.

En conclusión, usando productos de buena calidad para el cuidado de la barba en tu rutina diaria de aseo es lo mejor para por mantener su crecimiento de manera saludable y bien mantenida.