Sobre Mí

Salón Carlos Moles nació en 2007, fruto de la experiencia que su creador desarrolló en “Blanc i negre”, su primera peluquería que tiró hacia adelante con tan solo 21 años en Hospitalet de Llobregat. Tras su éxito con “Blanc i negre” y movido por su afán de evolución, Carlos decidió crear su propio salón con el entusiasmo y la profesionalidad inculcada por su familia, que llevaba años adentrada en el mundo de la belleza y la peluquería.

Pionero del servicio a domicilio en el año 2000 y director artístico de la televisión de L’Hospitalet de Llobregat, Carlos, con unas manos llenas de creatividad, desarrolló su salón con una pasión e ilusión inmensurable. Una ilusión que ya se apoderó de él cuando era un niño y observaba a su abuela y a su madre hacer recogidos de ensueño, al igual que cuando estaba con su tío, que era un conocido colorista.

Salón Carlos Moles se diferencia por su filosofía y por su forma de entender el mundo de la peluquería y la belleza.

La calidad se ve reflejada en cada uno de los trabajos realizados por los profesionales del Salón, que se adaptan a las necesidades del cliente cuidando del cabello y teniendo en cuenta las últimas tendencias. La calidad es una de las prioridades del Salón, por eso todos los productos de tratamiento de cabello son de primeras marcas, con una impecable trayectoria en la investigación y el cuidado capilar.

Rodeado de un equipo de confianza, altamente cualificado y en evolución permanente. Carlos está en constante búsqueda de nuevas técnicas y tendencias para ofrecer a sus clientes los mejores servicios, el mejor asesoramiento y potenciar sus cualidades a través de su look.

Además, el Salón destaca por la pasión en la dedicación a su clientela. Cada cliente es diferente y especial y el trato es totalmente directo y cercano. Con un servicio totalmente personalizado, mima cada detalle y crea un profundo vínculo que hace que el cliente se sienta como en casa.

Un intenso recorrido profesional, la técnica de la perfección del corte y un riguroso control de calidad, han hecho que Salón Carlos Moles se haya convertido en uno de los Salones más concurridos de Barcelona.